Mientras las bombas caen sobre Gaza: Resistiendo el militarismo en Israel

Twitter icon
Facebook icon
Google icon
e-mail icon

Originally posted at: http://afsc.org/friends/while-bombs-fall-gaza-resisting-militarism-israel

(Traducido por El Libertario)

Mientras las bombas caen sobre Gaza y la mayoría de la sociedad israelí parece apoyar la continuación del ataque militar contra Gaza nosotros, como israelíes horrorizados por las acciones de nuestro gobierno, encontramos que nuestras voces se pierden. ¿Qué podemos decir y hacer? ¿Qué valor puede tener esto? ¿Cómo pueden nuestros ecos tener algún impacto en la situación ahora?

Internamente en la sociedad judía israelí, está claro que nuestra voz sigue siendo inoportuna : Manifestantes que han pedido el fin inmediato del ataque a Gaza han sido atacados físicamente con huevos, piedras y sillas, y algunos incluso han sido hospitalizados-; celebridades que se atreven a criticar a los militares han sido rechazados públicamente y la mayoría de la oposición se está alineando con las posiciones del gobierno derechista. Aquellos políticos, en su mayoría palestinos que viven en Israel, que se han atrevido a hablar han sido insultados, amenazados y arrastrados físicamente fuera del parlamento (Knesset).

A nivel internacional parece que hay más espacio para las voces críticas israelíes – algunos han sido explícitamente activos en ello -. ¿Dónde están las voces de los "buenos" israelíes? Pero para poder entender lo que está pasando ahora mismo en la sociedad israelí, hay una necesidad de romper esa dicotomía - no hay buenos y malos israelíes, no hay buena o mala Israel -. Hay un sistema de miedo y militarización, del separatismo, que sostiene el status quo. Dicho sistema se alimenta de los recursos humanos en la máquina de guerra y lo más importante: obtiene el apoyo público para lo que estamos viendo ahora en Gaza.

Mucho puede decirse acerca de la militarización de la sociedad israelí, cómo el sistema educativo sirve para asegurar que los jóvenes sirvan en el ejército, cómo las campañas que avergüenzan públicamente a quienes no lo hacen, cómo se están aprobando proyectos de ley para vincular el disfrute de los derechos civiles a la prestación del servicio militar, etc, pero en momentos como estos, mientras que una operación militar se lleva a cabo y los soldados están muriendo, esto llega a su extremo.

La municipalidad de Jerusalén puso banderas de las Fuerzas de Defensa de Israel en toda Jerusalén, en sustitución de las banderas de Israel y municipales usualmente colgados allí. La universidad a la que asisto, la Universidad Hebrea de Jerusalén, ha enviado a todos los estudiantes una solicitud para donar alimentos, ropa y los regalos no a las personas bombardeadas en Gaza o incluso a los residentes del sur de Israel que viven bajo el fuego de cohetes, sino a los soldados "en el frente", como si el presupuesto del Ministerio de Defensa no fuera el mayor presupuesto de todos los ministerios gubernamentales.

Los periodistas y medios de prensa, incluso aquellos que se atreven a ser críticos en otras ocasiones, se han alineado rápidamente con la línea gubernamental diciendo que es de esperar tener desacuerdos políticos, pero criticar a los militares no es legítimo. Miles de ciudadanos, estudiantes, profesionales y padres recibieron el llamado a servir como reservistas y fueron forzados por ley a reportarse a servir. La muerte de decenas de soldados y la sensación general de que todos ellos eran "nuestros hijos" tiene como resultado que miles de personas que nunca conocieron van a sus funerales. A causa de reclutamiento obligatorio, muchos están siempre pensando que podría haber sido realmente nuestro hijo, o amigo, o hermano. En un ambiente así, ¿por qué alguien puede siquiera pensar en desafiar el consenso en torno a los militares, sus acciones, ya través de eso, la política del gobierno? ¿Quién iba a desafiar al sistema? De hecho, estamos solos.

Un amigo mío, mientras esperaba en una base militar en las afueras de Gaza la marcha militar, escribió en su página de Facebook: "No es el orgullo nacional, es una vergüenza. Se viste el uniforme porque se tiene miedo a rechazarlo. El ejército continuará pagando con la sangre de sus soldados por las políticas equivocadas de los primeros ministros israelíes, e Israel continuará perdiendo la vida de sus hijos en la agresiva retórica estúpida de Naftali Benet [1] y sus amigos, y en el miedo de oponerse a ella".

A esto hay que añadir el hecho de que la mayoría de los israelíes no ven una alternativa. Parte de la idea proclamada por el sionismo era crear una alternativa a la persecución a través de tener nuestro propio Estado, nuestro propio ejército, nuestra propia manera de proteger a Judios de la persecución a través de la fuerza de nuestras propias fuerzas.

Un siglo más tarde estamos en el mismo lugar: La fuerza es la única manera que conocemos para garantizar nuestra seguridad, y la seguridad es el valor más sagrado para nosotros. Si se agrega a eso el hecho de que nuestros políticos han sido soldados. Todos nuestros ministros de defensa, a excepción de uno en los últimos 50 años, fueron generales militares antes de entrar en la política, y pasaron buena parte de su vida aprendiendo soluciones desde la perspectiva militar. Esto resulta en un gobierno que sólo se basa en la solución militar. Con este modo de pensar, es imposible imaginar una solución pacífica a largo plazo. 

Este constante estado de guerra también tiene sus beneficios para algunos, y la economía de Israel es hoy muy dependiente de la industria militar, una industria que se basa que conflicto continúe, así las armas pueden ser probadas y mostradas al mercado. Esto significa que hay, incluyendo a los políticos, quienes tienen un interés económico claro en no encontrar soluciones pacíficas sostenibles.

Con la falta de alternativas que se presentan a las personas, la amenaza inmediata se convierte en el tema de conversación: "Hay cohetes disparados en el sur de Israel, hay túneles a través del cual los infiltrados pueden atacar, hay palestinos tratando de matarnos, ¿qué podemos hacer ? " Con una falta de voluntad para negociar, con la ausencia de los políticos diciendo que ello sea posible y con los medios de comunicación enfocados en presentar la falla de cualquiera de nuestros socios potenciales, la solución militar parece ser el único en la mesa para los israelíes.

Cuando la comunidad internacional está en busca de la voz de "los buenos Israelíes", debe buscar una forma en que pueda contribuir a salir de esta mentalidad basada en el miedo. Debe promover las decenas de alternativas no militares que están por ahí, por ejemplo la iniciativa de paz saudí, incluyendo un mecanismo de seguridad regional que contribuya a la seguridad de Israel o, enfoques alternativos, basados en  los derechos que invocan la igualdad de derechos civiles para todos. 

Pero la promoción de estas soluciones pacíficas no se puede hacer mediante el envío de más armas y el aumento de la ayuda militar a Israel, esto no se puede hacer al permitir que Israel continúe eligiendo sólo  las soluciones militares y matando a cientos de personas inocentes, sin tener en cuenta la vida y los derechos

Es importante entender que la seguridad duradera para Israel sólo se puede lograr por la seguridad regional que incluya los derechos y la seguridad de los palestinos. Así como tratan que un israelí hable en contra del ataque a Gaza, contra el asedio constante y la ocupación, y en contra la militarización de la sociedad israelí, le pido a usted que nos ayude en presionar a Israel para detener el ataque de inmediato e invertir seriamente en soluciones pacíficas.

Sahar sirve como personal del programa a Israel por AFSC en el este de Jerusalén. Ella también es miembro de “New profile” una organización adherida a la Internacional de Resistentes a la Guerra.

[1] El jefe de un partido de derecha nacionalista en Israel, que representa el movimiento de los colonos.

Geographic terms: 

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.