La historia de vida de un verdadero israelí: Sobre la militarización de la juventud en Israel

Twitter icon
Facebook icon
Google icon
e-mail icon

"¡Un verdadero israelí no esquiva el servicio militar!" [1] - Este lema se sitúa en el centro de una campaña publicitaria a gran escala en Israel. La campaña no sido llevada a cabo por el ejército israelí, y tampoco iba dirigida a reclutar a más soldados en las menguantes filas de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Israel tiene (al menos de iure) el servicio militar obligatorio universal, tanto para hombres como para mujeres. Pero esta consigna sí que expresa y fortalece cómo la mayoría de los israelíes entienden el papel del servicio militar en la vida de un israelí - un verdadero israelí.

El "verdadero israelí" no se acuerda de esto, pero cuando su madre se enteró, en una cita con el médico hace muchos años, que "es un niño" se detuvo un instante pensando dentro de sí misma que al cabo de 18 años ella será una de tantas las madres que no pueden dormir durante la noche preocupadas por sus hijo soldados. El "verdadero israelí", tampoco recuerda cómo su madre suspiró de alivio cuando nació su hermana, a sabiendas de que a pesar de que también será un soldado, por lo menos ella no tomará parte en el combate real [2].

El "verdadero israelí" puede ser que recuerde el tanque real en que él jugó en la edad de tres años, y el cañón colocado en el patio de su barrio. También puede ser que recuerde el paquete de dulces que cuidadosamente envuelto cuando estaba en jardín de infantes, y la tarjeta de saludo a los soldados que él escribió con orgullo y que añadió al frente del paquete. Sus maestros del jardín le explicaron la importancia de apoyar a los soldados, porque un día, él también se convertirá en uno.
El "verdadero israelí" tiene que recordar el momento cuando un soldado se quedó dormido en el autobús junto a él, con su rifle de descanso entre los dos, y el toque de metal frío en la pierna cada vez que el autobús se detuvo.

El "verdadero israelí" se puso de pie en el escenario de la escuela durante la ceremonia del Día de la Memoria, cuando estaba en 5º grado, y leía un texto bien ensayado "El pueblo de Israel recuerda a nuestros hijos e hijas, a los fieles y valientes soldados de el ejército israelí … a las gloriosas muertes de las batallas de Israel, que estarán en los corazones de los israelíes para las generaciones venideras", [3] y luego derramó una lágrima, tal vez porque sabía que se esperaba, tal vez porque se acordó de las historias de los soldados que murieron en la batalla, y tal vez porque tenía miedo, sabiendo que algún día podría ser él.

El "verdadero israelí" recibió enseñanzas de hebreo, de historia, o tal vez de literatura, de un soldado en uniforme [4], y luego, a la edad de 16 años, recibió su primera llamada a filas para el ejército israelí y comenzó a pasar por las pruebas de clasificación obligatorias. Soldados de uniforme fueron entrando y saliendo de su clase, cada uno explicándole por qué debería unirse a su unidad, que no sólo es lo más importante que puede hacer por su país, sino también la elección más importante que puede hacer para promover su carrera en el futuro. El "verdadero israelí", sabe que las pruebas, los cursos, los rangos y las conexiones que obtenga, mientras sirva en el ejército, luego le abrirán todas las puertas en su vida civil. [5]

El "verdadero israelí" sabe lo orgulloso que van a estar sus padres cuando él entre en esa unidad de combate de elite a la cual siempre había querido unirse (aunque su madre en secreto se llenará de terror), o demostrar que es digno para el Cuerpo de Inteligencia, o incluso lo suficientemente bueno como artista, o bailarín, o músico, para ser reconocido como tal por los militares, que le permitirán el tiempo necesario para seguir practicando su arte durante su período de servicio militar obligatorio.
El "verdadero israelí" no se detiene a preguntarse si esto es lo que quiere. No se cuestiona el servicio militar, ya que es un paso natural en la vida, ni tampoco cuestiona la importancia del mismo por el bien de su país. El "verdadero israelí" nunca toma la decisión de servir en el ejército, sino que simplemente no tiene la opción de no hacerlo. Y si, por alguna razón, alguna falla en su educación / de sus padres / en su entorno, toma la decisión de no ir al ejército, siempre habrá quienes le recuerden que "¡Un verdadero israelí no esquiva el servicio militar! "

Sahar Vardi M.
Diana Dolev
Ruti Kantor
Sergeiy Sandler

Notas:

[1] En hebreo, el lema está en masculino, por lo que, presumiblemente, el verdadero israelí es un hombre.
[2] Israel, practica el reclutamiento tanto para los hombres (3 años) como para las mujeres (2 años). Mientras que los hombres médicamente sanos son casi automáticamente enviados a las unidades de combate, las mujeres deben dar su consentimiento para convertirse en soldados de combate. Esto no quiere decir que las mujeres en las fuerzas armadas israelíes están a salvo, por supuesto, no por lo menos, a causa de las altas tasas de violencia sexual contra las mujeres soldados por parte de sus compañeros y jefes. Entre los hombres también, la gran mayoría de los conscriptos que mueren, no se mueren en combate, sino que se suicidan o mueren en accidentes de tráfico durante las vacaciones.
[3] Una oración judía se transformó en una oración para recordar a los soldados israelíes y a las víctimas de las hostilidades. Esta versión fue tomada de la página web oficial del Ministerio de Educación israelí. En muchos círculos religiosos, la apertura: "Que Dios se acuerde de sus hijos e hijas" se utiliza en su lugar.
[4] Una unidad del Cuerpo de Educación del Ejército envía reclutas (casi exclusivamente mujeres) a enseñar en las escuelas, especialmente en las comunidades más pobres.
[5] Asumiendo, por supuesto, que como un verdadero israelí, viene de un entorno familiar privilegiado. Las ventajas de servir en el ejército de los menos privilegiados son mucho más pequeñas (pero entonces, el riesgo de discriminación contra ellos, si no cumplen, pueden ser más altos).

Origen: http://wri-irg.org/es/node/15353

 

Geographic terms: 

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.